Kiko Sumillera presenta su disco en Burgos

_MG_2774.jpg

Kiko Sumillera en el festival FASSE – 2015

El cantautor vallisoletano Kiko Sumillera presenta este sábado “Hasta que acaben los campos” en Burgos. La cita será en La Casa de las Musas a la hora del vermú, y será el estreno de Kiko y su banda en tierras burgalesas. Su trabajo debut “Montañas de sangre”

(grabado en estudios La Leñera, 2014) cautivó a más de uno y le permitió dar varios conciertos en la Valladolid, donde la cultura es “técnicamente” perseguida.

“Hasta que acaben los campos” fue editado por el sello Valle Rojo, y está disponible en Spotify, Bandcamp y físico en vinilo + CD.

hasta-que-acaben-los-campos

Para la fecha de su gira en Burgos, os traigo aquí una mini-entrevista y nos depedimos con el enlace a su disco para que le echéis un oído, y nos veamos en La Casa de las Musas.

¡Hola, Kiko! ¿Qué tal?
– Cuéntanos, ¿es tu primera vez tocando Burgos?

Pues sí. Es una ciudad que conozco bien porque he estado varias veces viendo conciertos y de fiesta. Es la primera vez que vamos a tocar allí y tenemos muchísimas ganas.

– Tu disco “Hasta que acaben los campos” lo sacaste bajo el sello del Colectivo Laika, “Valle Rojo”. ¿Cuál es la iniciativa de este sello? ¿Cuál es su nicho, su propósito?

Valle Rojo nace con la intención de dar visibilidad y apoyo a bandas y solistas de Valladolid. Editar los discos en formatos atractivos, apoyar en la comunicación y el management… En definitiva apoyar y confiar en el talento local –que es muy grande- de una forma activa.

– En “Hasta que acaben los campos” hablas principalmente de Castilla, o por lo menos la describes. ¿Qué es lo que nos quieres contar finalmente bajo ese imperativo, y en general con el disco?

Es cierto que el disco entero gira en torno a los campos, a Castilla. Yo estoy orgulloso de ser de donde soy, de mi gente. Decir esto parece que es algo que se nos ha negado durante mucho tiempo, el sentido a la pertenencia, a la camaradería, cosas que son intrínsecas en cualquier otra región del estado español. Por otra parte en nuestra generación hemos crecido viendo como nuestra tierra se despoblaba y empobrecía… Quizás poner de paisaje de fondo en las canciones a los campos de Castilla sea precisamente para reivindicar esto; decir que ya basta, que es nuestra tierra y que estamos orgullosos.

Kiko Sumillera tiene fechas confirmadas en Aranda de Duero, Burgos, León, Santander y Gijón para presentar su nuevo disco

Tu banda se podría llamar casi un super grupo. Tienes a Ángel Román de Corzo a la batería, David Hernández de Cosmic Birds a las teclas, Álex Izquierdo de la banda de Ángel Stanich al bajo y Juan Díez de Frieda’s Still in Love.
¿Cómo ves las cosas en Pucela para la música en directo? Especialmente viendo lo que pasó en tu primer concierto de presentación en el Desierto Rojo.
¿Crees que puede mejorar la situación? ¿De quién crees que sería la responsabilidad de esta mejora?

Desde luego es una super banda, disfrutamos mucho tocando juntos y me siento muy afortunado por poder tocar junto a ellos.
La situación en Valladolid es la misma que asola la ciudad desde hace demasiados años. Hosteleros interpretan una ley estúpida y dicen que no se puede cobrar entrada, amenazando con denunciar a otros hosteleros si esto se hace. En esta ley innecesaria no pone en ningún sitio que no se pueda cobrar entrada, para empezar, por no hablar del procedimiento casi mafioso con el que se trata el asunto.
Es necesario que la situación mejore porque una ciudad sin cultura de base es una ciudad muerta. Me consta que ciertas asociaciones y el sindicato de músicos ya se ha reunido con políticos y técnicos del ayuntamiento para poner remedio. Al final encontrar la solución se trata de una simple voluntad política.

– Ya para terminar, considerando que son ciudades vecinas: el tema de la escena musical local en Burgos, ¿conoces algún grupo? ¿Cómo ves su futuro? Desde fuera, y conociendo lo que hay en la capital, ¿crees que tocar en Burgos es más fácil que en Valladolid?

Conozco a La M.O.D.A., que creo que los conoce todo el mundo. También he escuchado a Green Silly Parrots, a Kasparov vs Deep Blue, Wolf… El presente y el futuro está asegurado. Desde Valladolid no sabéis la envidia que nos dais con tener un espacio como El Hangar, por ejemplo. La vieja Castilla es perezosa y de movimientos lentos y pesados; la nueva Castilla es ágil y dispone de más tiempo por delante.

“HASTA QUE ACABEN LOS CAMPOS” – KIKO SUMILLERA (VALLE ROJO, 2016)

Supercroma @ Foro Solidario Caja de Burgos

Foro Solidario Caja de Burgos. 20-10-2016. Burgos

El Foro Solidario inicia de nuevo el ciclo Músicos con Valor en favor de diferentes asociaciones que realizan labores solidarias y de gran importancia social.

El primero en esta temporada otoñal es Supercroma, grupo burgalés que ha participado este año en el festival Sonorama Ribera, y es en beneficio de APACE Asociación de Parálisis Cerebral y Afines de Burgos con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral. Esta, en su intervención, pide por la difusión del trabajo que se realiza en la asociación y otras similares, y el conocimiento del problema y su tratamiento.

Para esta singular ocasión, Supercroma estrena formato en trío acústico con un set especial. El sonido lo formaba una guitarra eléctrica, una batería distendida con diferentes formas de percusión, guitarra acústica o teclado, voz, y a ratos, arreglos con sintetizador. Pop suave, con letras narrativas, metafóricas y románticas. Arreglos agradables y armoniosos.

La guitarra eléctrica a ratos no se escuchaba o iba por detrás. El cantante *nombre* tenía ese carisma que a veces echamos de menos en los frontman en los conciertos acústicos, lo cual se notaba en las sonsrisas de los niños presentes. Porque sí, había muchos niños, por lo menos más de los que uno suele ver en conciertos. La batería, como siempre que está a manos y pies de Dani -que también participa en Mr Homeless Trío y algún otro proyecto- fue ecléctica y hacía del sonido general más dinámico y entretenido. Si la guitarra eléctrica hubiera ido un poco más acorde, el sonido habría quedado completo.

La verdad es que me han dejado con ganas de verlos en formato eléctrico.

Festival FASSE’16

Estadio Municipal Medina del Campo

21 – 22 – 23 Julio 2016

Cuarta edición del Festival FASSE, que este año cambia de localización y se mueve de Serrada a Medina del Campo. Sin embargo, no solo se muda, sino que crece y deja de ser el pequeño festival de arte multidisciplinario que se celebraba en las piscinas de Serrada.
Ahora, de la mano de Vinos de Rueda, añade a su cartel nombres de la talla de Love of Lesbian, Sidonie o La Gran Pegatina, incluyendo siempre a algunos de los nombres locales reconocidos pucelanos.
Empezamos por el inicio: la llegada a la acampada, o porqué no, a la información por parte de la organización. Los mapas de localización del recinto y camping se publican horas antes del jueves (fecha de inicio del festival), y para nuestra sorpresa, la zona de acampada está en un parque público a simple vista de cualquier transeúnte. Vallada y precintada, el área prevista para las tiendas se extiende a lo largo de todo el parque, haciéndonos preguntar por cómo sería el plan de seguridad del mismo.

21 de Julio de 2016

Caso aparte, la tarde del jueves viene con la calma y en el camping empieza a calentarse el ambiente para la fiesta de disfraces prevista para las 22h. En el pueblo, arrancó la jornada Abstract Artimus, listo con la banda que le acompañará por su gira europea. Unos cuantos nos acercamos a la Plaza Segovia y pudimos disfrutar del buen ánimo y rock del neoyorquino, siempre sonriente.

Más tarde, aparecieron Exkrementers, grupo del pueblo que hizo algo más parecido a una verbena de media tarde en mallas y bicicleta estática.

Esperamos a la fiesta de disfraces, pero no parecía que fuera a empezar pronto; o la gente seguía en el camping, o simplemente no estaban animados. No fue exactamente así, pero pasadas las dos de la mañana sí hubo gente arremolinada en la Ronda de Santa Ana (nadie sabía exactamente dónde sería la fiesta).

22 de Julio de 2016

La jornada del viernes da el pistoletazo de salida que todos esperábamos, y con olor a galletas de mantequilla y un sol radiante nos acercamos al Estadio Municipal.

Naïa abría el Escenario Coca – Cola con sus polaroid y aletargado brillo de tus labios. Cada vez tienen un directo más consolidado y pudimos ver la respuesta de un público bailarín bajo el sol.

Uno de los grupos revelación del festival, los sevillanos Full pisaron por primera vez el escenario principal y con Desconectados hicieron de los allí reunidos una masa saltarina ya animada para la seis de la tarde de un día de verano en Castilla. “Senador” retumbó en el estadio y, con mucho gusto pude ver caras de asentimiento entre los asistentes que los escuchaban por primera vez.

The Icons, dúo bluesero psicodélico que lidera Jorge Prada a la voz y la guitarra. He de decir que con su propia base de fans sobre el césped, daba gusto escucharles y disfrutar de los emergentes pucelanos.

El sol empezaba a bajar sobre los campos de Castilla y anunciaba la llegaba al escenario principal del santanderino nacionalizado Ángel Stanich con su Amanecer caníbal. Aún debido a la hora (la música de estos caballeros con barba debería ser recompensada con horas más tardías y focos), hicieron que un público más calmado que el de otros festivales saltara y disfrutara con los temas de Camino ácido. Impacientes estamos por más.

En el escenario Coca-Cola, Álex Fajardo repite FASSE pero estrenando ya su EP bajo el nombre Jr & the Gang. Guitarreos, una voz que desprende un je-ne-sais-quoa que eriza la piel, y el señor Carlos Barcenilla a la batería. Nada más que decir, Su Señoría.

Suena la melodía de Robocop, y la gente empieza a arremolinarse frente al escenario principal, donde Alberto Jiménez y compañía traerían -iniciando con el tema Venimos– su último disco Detroit a Medina. Un set perfectamente distribuido, y no mecánicamente como ahora se suele vivir en festivales, sino vivido al máximo tanto por el frontman como el resto de la banda. Atardece en el FASSE, salen los focos y llega el Prime Time del festival con Miss Caffeina.

Tras ellos, tenemos a una superbanda que logró reunir Kiko Sumillera para sus Amapolas rojas. Algunos harían doblete como David Hernández de Cosmic Birds y Alex Izquierdo de la banda de Stanich. Increíble la gente que fue a buscar al pucelano, mientras otro gran número no se movía del principal esperando a León Benavente.

Es un hit. Definitivamente, han logrado hacer un pedazo hit de directo: León Benavente sale a escena, con la portada de su nuevo disco 2 a la espalda, cuya gira iniciaron en el UBURAMA’16 (y ahí estuvimos). Tipo D, Ánimo Valiente, Gloria y Ser Brigada fueron solo algunos de los temas que más hicieron bailar a una (al fin) entregada audiencia. Recuerdan su paso por el FASSE del año pasado, que fue celebrado en un polideportivo cerrado y pequeño, y ahora, en cambio, podían ver el Estadio Municipal de Medina abriéndose frente a ellos con más del triple de oídos. Siempre un placer.

Siloé trajo La Verdad a Medina, y no lo hizo solo; acompañado por una banda para hacerle justicia, nos dio un pequeño anticipo de lo que será su concierto en la Plaza del Trigo en el próximo Sonorama Ribera.

Supersubmarina hizo lo suyo sobre el escenario, los jiennenses tienen su puesta en escena más ensayada que sus nombres y dieron un directo que siempre gusta. Lo que yo llamo “un concierto para grupis”, prácticamente y únicamente (casi) pensado para fans que saben las letras al derecho y al revés y que esperan impacientes temas como Hermética y En mis venas. Para algunos se hizo corto, para otros fue la misma actuación que llevan haciendo las últimas 2 giras.
El siguiente grupo es uno de esos que sabes que saldrá de la ciudad (ganadores del Onda Rock de hace un par de años), y tras una actuación en el Teatro Zorrilla que atrajo a más de una recomendación al escenario Coca-Cola, Sharon Bates dio todo lo que tenía que dar y más antes de los Sierra y Canadá. Ojo, no os los perdáis en su siguiente directo, porque estos chavales llegarán lejos.
Las carreteras infinitas suenan alto y Sidonie sale a escena. Ahora acompañados de Víctor Valiente a la guitarra (Standstill y últimamente visto en los escenarios en Mi Capitán) traen su nuevo álbum de paseo con sus temas más reconocidos, haciendo bailar a los fans de siempre y a los recién llegados. Siempre un bolo en condiciones, en el que disfruta incluso el que no entiende lo que dice Marc (el sonido de los cantantes pudo haber sido bastante mejor, nuestros oídos lo habrían agradecido). Repartiendo besos en la marea de público y jugando con el balón enorme de Rueda que por ahí pululaba, Sidonie hizo de las suyas en el campo medinense.
La noche la cerró Eme Dj, que aunque muchos huyeran del frío tras Supersubmarina y Sidonie, muchos querían seguir de fiesta y Marta se la dio. Una mezcla de hits de siempre y hits de ahora que agradecen los oídos anti-radioformula. Y los que lo son, también.
Fin de la primera cita.

23 Julio 2016

El festival sigue y el camping se llena de tiendas de campañas. Bueno, camping, el parque que no es que precisamente estuviese tan vigilado como nos lo vendieron. Agradecemos, sin embargo, que no haya habido ningún incidente (por lo menos que nos hayamos enterado).
Calienta la tarde y vamos directos al recinto, que prometía un poco más de calor aunque menos olor a galleta. Eso, o ya nos habíamos acostumbrado.

Octubre Polar, próximos a estrenarse en el Sonorama Ribera trajeron su indie pop al escenario Coca Cola frente a los tempraneros que pensaban aprovechar del último día de festival al máximo. Cosa que continuó Arco pero con un rock español más de libro de texto.

El césped cedía a los pies y algunos se quedaban refugiados en la sombra, pero los siguientes en pisar las tablas del mini escenario al otro lado del campo eran Morrigans, y yo seguí la recomendación. A doble percusión y letras en español, caballeros, sigo la cadena de favores.

Poncho-K, aunque con trayectoria y siguiendo un subgénero más diferenciado al resto de los que tocaban en sábado, hizo amena la tarde y la llegada de un poco de sombra al Estadio Municipal.
Pero The Landscapes nos esperaban, y aunque les daba el sol de cara Bicycle Thief nos dio un poco de su Fields y otro de Greetings from the landscapes en un set casi perfecto y que convirtió a más de uno en fan. Vila siempre alegre con sus bandaza detrás nos dio más de lo que podíamos pedir, aunque a ellos les faltase un poco, de ahí el “probablemente el próximo año toquemos en el baño”, tema que tocaré al final de la crónica.

Zahara nos sorprendió con flecos naranjas fosforito aunque nos tuviera acostumbrados a su atuendo negro de Santa, e inició antes de lo esperado con sus bailes dentro y fuera del escenario. Aunque a veces eche de menos algunos temas de la Pareja Tóxica, la evolución a su propio disfrute en los temas nuevos hacen del dolor de corazón menos fuerte y aumenta el de los pies y las caderas. Crash y Caída Libre con su respectiva coreografía hicieron de la tarde más corta, al igual que uno de los conciertos más esperados de la jornada.

Los murcianos Nunatak llenaron el escenario Coca-Cola y atrajeron una buena cantidad de gente, dentro de la que no había salido a cenar aún. Y digo salir porque solo había 1 foodtruck en el recinto cuya cena sencilla podía salirte por 10€ prácticamente, o un bocadillo del festival, que tras el fracaso del día anterior, decidieron añadir. Sin embargo, por 5€ no muchos cayeron. Pero siguiendo con Nunatak, los músicos de El Grito son la revelación del festival y definitivamente hicieron de servidora una nueva escucha.

Fuel Fandango: Nita recuperándose de la operación pero dándolo todo, Salvaje en todo su apogeo, zapateo en el escenario con un excelente juego de luces y Ale Acosta, genial como siempre multi-instrumental.

Al escenario local le tocaba recibir a uno de los mejores grupos pucelanos y que se ha sumergido en el estudio para traernos su tercer trabajo: Cosmic Birds. Aún con los problemas de sonido (entre ellos uno que afectó a todos los que subían al escenario Coca-Cola: que la prueba de sonido del escenario principal casi los deja en mute), pudieron darnos The Solstice a los allí reunidos.
La muchedumbre estaba lista para la llegada del cometa Halley, y allí llegaron Love of Lesbian para dar un show musical con luces, cámaras y acción. Allí donde solíamos gritar y John Boy fueron las más aplaudidas, pero en general, el set fue perfecto para el fan lesbiano de siempre y para convertir a algún rezagado. Y sí, se hizo corto.

Pero ahora llegaba la hora de empezar a saltar, a los pogos, y a saltar más. Así que las siguientes fueron, ya con el fresqui, las charras Estrogrenuinas. El punk se hizo con el FASSE y me sorprendió muy gratamente encontrarme con problemas para salir de la primera fila; muchísima gente se había acercado al escenario pequeño aún siendo la hora del artista que cerraría el festival (Love of Lesbian). Volaron Salmones de mercurio y Pepinos Asesinos, y más de uno tiene ahora a Nietzsche como su fetiche. Un gustazo siempre escuchar a las cherry-bomb, y más aún cuando la gente pide más y ellas no saben ya qué tocar. Eso es que funciona.

La Gran Pegatina hizo de las suyas, lo que venía a hacer: a meterse a todos en el bolsillo con un circuito super ensayado y ejecutado a la perfección de bailes, diferentes cantantes y muchos músicos. Saltos, confetti, coros, Lloverá y lloveré y la siempre pogo Maricarmen.
¡Corre Sarah Connor! ¡Te persigue el cyborg! fue el canto de cierre de esta edición de FASSE-Rueda. Ojete Calor (Carlos Areces y Aníbal Gómez) hicieron uno de los mejores sets de pinchadiscos de fin de festival que he escuchado. Impresionantemente variado, desde Camilo Sesto pasando por Sabrina, la muchedumbre bailó todo lo que pudo, aunque los fallos de sonido afectaron mientras los técnicos cerraban el escenario.

Error 404: organización not found

Como esos fallos hubo varios durante ambas jornadas, especialmente dentro de la organización: precios mal señalados y muy caros para el nivel del festival (1 token 2€, 1 caña = 1 token), las pruebas de sonido empalmadas (los músicos de ambos escenarios se quejaron incluso durante el concierto con cierto tono de resquemor), desde la zona VIP no se podía ver bien los escenarios, el recinto no estaba lo suficientemente señalizado, los baños portátiles (sólo 2) no estaban limpios durante la segunda jornada y no había ningún tipo de material físico (horarios, mapas). En la zona del camping no había seguridad que se pudiera identificar, y en un parque público con visión perfecta desde la calle de las tiendas de campaña, pues no es así como conveniente. La información que subieron a las redes sociales fue un poco escueta y demasiado cercana a la fecha del festival, especialmente siendo información vital para cualquier festivalero. Y ya no digamos la piscina municipal que aparecía como incluida dentro del bono, y que al llegar a la misma nadie supiera de la implicación del festival, dejando a todos los asistentes con las ganas.
Sí que hubo puntualidad en los horarios (probablemente demasiados conciertos, muy cortos y apretujados en muy poco tiempo) y era un cartel muy interesante, de talento nacional y con interés por la escena local. Sin embargo, no por ser artista emergente hay que ser menospreciado, que fue lo que pasó en muchos casos, en términos básicos para cualquier persona que fuera a actuar y que fuera su trabajo. Si vas a apoyar a la escena local, fantástico, pero no te olvides de ella y la dejes esperando los cuartos.
Lástima que un buen cartel y recinto (exceptuando baños, ausencia de opciones de comida y precios) hayan sido opacados por tantos fallos, algunos fácilmente solucionables si se hubieran tenido en cuenta antes de que pudieran suceder.
Esperamos ver qué pasa el año que viene.

TresAcordesFest 2016

25-06-2016 Patio del DA2, Salamanca

Texto y fotos: Montse Sing y Carlos Bartol

Caen las cuatro de la tarde en el Patio del DA2, el calor, y empieza a gotear la gente que se acerca a escuchar lo más caliente (sí, era el chiste fácil) de la música #madeinSalamanca.

Abre el festival El hombre tranquilo, proyecto de Juan Carlos López y compañía con folk-blues suave para dar inicio a la tarde.

Todo lo contrario a lo que sonó luego en el escenario eléctrico, donde los primeros en pisarlo fueron Mind Holocaust. Una verdadera dosis de música dura para los amantes del género.

Pasadas las 5 subieron los jóvenes raperos Low Cost, ya se veía aumentar el público y algunos otros resguardarse a la sombra festivalera. En Salamanca, el rap está reclamando su lugar y el público lo tiene muy presente.

Marca Registrada hizo el intercambio en el escenario eléctrico y nos presentaron su propuesta de rock, como yo le llamo “estructurado”. Una formación que lleva en los escenarios desde 2007.

Whisky para los pájaros es el sexteto de rock salmantino, que desde 2012 trae su pop-rock-psicodelia y en el TresAcordes nos demostró su versatilidad en una formación acústica que no dejó indiferente a nadie.

 

Pero en el escenario eléctrico volvió la caña, las guitarras y los death growls con The Roots of Tanuki. La gente estaba receptiva y ya la hora permitía que se formaran corrillos y pogos en el Patio del DA2. Definitivamente, transmitían una energía vital para el público que los estaba esperando bajo el sol veraniego.

Parece que cambiábamos de nuevo de tercio, no fue tanto así; la voz carrasposa y potentísima de Sarah Evil no defrauda en su versión acústica.

Hemos de decir también, muy importante, que el festival apuesta por todo tipo de artistas y creadores locales, no solo músicos. En una zona exclusiva podíamos encontrar a las Kinkicharras (equipo de roller-derby charro), PromoDiem y más artistas salmantinos como Post Art Gallery y Reciclassette, con sus diferentes propuestas de productos originales.

Seguimos con la música esta vez fue el supergrupo de veteranos Aira que tomó el escenario eléctrico. Pero entendedme, me refiero a músicos que han estado en diferentes formaciones en los últimos años y que son ya conocidos por los charros. En Salamanca la verdad es que se potencia bastante que los grupos locales se puedan hacer un huequecín y puedan movilizar lo que hacen, sin embargo, hay que seguir trabajando en ello y que no decaiga.

Este festival es una apuesta segura para todos, tanto público como artistas. Fernando Márquez fue la segunda propuesta de rap de la tarde la siguió Morgana en el escenario eléctrico con una propuesta totalmente diferente a lo que llevábamos viendo durante la tarde, y he de decir: muy rosa. Una formación femenina que dieron el espectáculo, con canciones poperas pero guitarreras y estribillos pegadizos, dieron un concierto que dejó asombrados a varios de los asistentes.

Kike M, bajó un poco la temperatura y nos dejó respirar mientras atardecía con su indie acústico.

Pero se acercaban los Bye Bye Lullaby al escenario eléctrico y nos trajeron todo su Origen. Se nota el crecimiento en la formación liderada por Esther y Dani, que son ya frecuentes en el programa Equilibristas de Radio 3 y se podría considerar uno de los platos fuertes de la cita. Las tablas se ven, y esperamos impacientes lo que resultará de su tiempo en el estudio de grabación.

Pero ahora venía un momento triste para algunos de los asistentes, A Hundred Fires in a Jar se despide de los escenarios por tiempo indefinido. Su EP The last days of our youth fue coreado en las primeras filas y el ritmo folk enérgico hizo bailar a más de uno ya caída la noche. Fue la primera vez que pude ver la nueva formación con Bea al violín, y junto al resto de la banda hicieron que para varios de nosotros, habituales en sus conciertos, se nos hiciera especialmente corto.

Paté de pato pusieron el espectáculo. Al día siguiente presentaron un crowdfunding para su trabajo debut y le dieron entrada con un show bastante currado y que desprendía energía por todos los lados. El público pedía más y ellos, lo dieron todo.

La última apuesta por el rap fue de los micros de Daren Dog, que están presentando su último trabajo Juego Sucio.

Y tocaba ya ir cerrando esta cuarta edición de la cita del verano salmantino. Twice sube, extravagantes como no podía ser de otra forma y nos dieron todo su Actuality, primer trabajo que sacaron a la luz el otoño pasado. Cerraron, con broche de oro, todo el trabajo de Paco Jiménez y su equipo.

Nos quedamos con ganas, aún con el calor propio del inicio del verano. Queremos dar la enhorabuena a la organización, que como el último par de años, ha sacado un 10 con este festival. Es un placer ver la escena local en su salsa, tanto músicos como espectadores habituales en las salas, unidos y despidiéndonos (algunos) de la ciudad hasta el curso que viene.

En Salamanca es levantar una piedra y que empiecen a salir grupos con diferentes propuestas musicales para todos los gustos, pero la cosa es encontrar la piedra.

Y eso, Paco Jiménez, nos lo lleva permitiendo 4 años.

¡Que siga sonando la música!

Os mantendremos informados

Green Silly Parrots + León Benavente #UBURAMA 2016

08-04-2016. Sala El Hangar, Burgos
Empieza el UBURAMA, empieza la fiesta en esta fría ciudad, gracias a la Universidad de Burgos y Sonorama: nos traen a los locales Green Silly Parrots y a León Benavente, que esta misma mañana estrenó su último álbum “2”.

Green Silly Parrots: burgaleses, indie alternativo muy británico garagero y la grata sorpresa para mí de la jornada. Recordando a esos viejos tiempos de los Arctic Monkeys, esa época de “Suck it and see”, de locura en el escenario y guitarras vibrantes. Nos traen nuevo material (¡disponible en su bandcamp!) en español, pero personalmente, disfruté más de su etapa “underground” en inglés.

En resumen: vaya bailes pude echar en la pista, acompañada de un público entregado y de una banda que disfrutaba de lo que hacía. Recomendación 100%. Tirad de bandcamp que tienen sus canciones allí disponibles para nosotros. Y tenedles el ojo bien puesto.

Y ahora tocaba el plato principal, Abraham Boba y compañía con su número “2”. Tuvimos el placer de disfrutar por primera vez de las nuevas canciones y de las anteriores, los hitos que todos nos sabemos. La sala, como diría el propio Abraham, tenía público más mayor de lo que se esperaría de una actividad universitaria, pero allí estábamos los jóvenes rezagados en la masa.

Gran forma de empezar las jornadas, el jueves 14 de abril tendremos a Zahara y a mis charras favoritas: las Estrogenuinas.
¡A por ello!

Christina Rosenvinge @ Casa Cultural Cordón, Burgos

17-03-2016. Casa Cultural Cordón, Burgos

La noche del jueves parecía llegar a su helado, invernal fin en la ciudad de Burgos. Sin embargo, antes había que pasarse por el concierto de la madrileña Christina Rosenvinge.
Venía acompañada de una banda que no podía ser mejor, joven y avispada. Fue un concierto más indie de lo que esperaba, y mucho más oscuro. Me recordaba al gran giro de Alanis Morissette en sus años más oscuros y baladosos.

 

Aunque me resultó un poco repetitivo y calmado, sin llegar a ninguna catarsis en particular, la harmonía y musicalidad que le daba la banda a todos los temas fue aún más que la voz de la front-woman. Personalmente, me gustó más el primer trabajo, y particularmente en su etapa anglosajona. Estuvo presentando su último álbum “Lo Nuestro” que seguirá promocionando por el resto de la península.