TresAcordesFest 2016

25-06-2016 Patio del DA2, Salamanca

Texto y fotos: Montse Sing y Carlos Bartol

Caen las cuatro de la tarde en el Patio del DA2, el calor, y empieza a gotear la gente que se acerca a escuchar lo más caliente (sí, era el chiste fácil) de la música #madeinSalamanca.

Abre el festival El hombre tranquilo, proyecto de Juan Carlos López y compañía con folk-blues suave para dar inicio a la tarde.

Todo lo contrario a lo que sonó luego en el escenario eléctrico, donde los primeros en pisarlo fueron Mind Holocaust. Una verdadera dosis de música dura para los amantes del género.

Pasadas las 5 subieron los jóvenes raperos Low Cost, ya se veía aumentar el público y algunos otros resguardarse a la sombra festivalera. En Salamanca, el rap está reclamando su lugar y el público lo tiene muy presente.

Marca Registrada hizo el intercambio en el escenario eléctrico y nos presentaron su propuesta de rock, como yo le llamo “estructurado”. Una formación que lleva en los escenarios desde 2007.

Whisky para los pájaros es el sexteto de rock salmantino, que desde 2012 trae su pop-rock-psicodelia y en el TresAcordes nos demostró su versatilidad en una formación acústica que no dejó indiferente a nadie.

 

Pero en el escenario eléctrico volvió la caña, las guitarras y los death growls con The Roots of Tanuki. La gente estaba receptiva y ya la hora permitía que se formaran corrillos y pogos en el Patio del DA2. Definitivamente, transmitían una energía vital para el público que los estaba esperando bajo el sol veraniego.

Parece que cambiábamos de nuevo de tercio, no fue tanto así; la voz carrasposa y potentísima de Sarah Evil no defrauda en su versión acústica.

Hemos de decir también, muy importante, que el festival apuesta por todo tipo de artistas y creadores locales, no solo músicos. En una zona exclusiva podíamos encontrar a las Kinkicharras (equipo de roller-derby charro), PromoDiem y más artistas salmantinos como Post Art Gallery y Reciclassette, con sus diferentes propuestas de productos originales.

Seguimos con la música esta vez fue el supergrupo de veteranos Aira que tomó el escenario eléctrico. Pero entendedme, me refiero a músicos que han estado en diferentes formaciones en los últimos años y que son ya conocidos por los charros. En Salamanca la verdad es que se potencia bastante que los grupos locales se puedan hacer un huequecín y puedan movilizar lo que hacen, sin embargo, hay que seguir trabajando en ello y que no decaiga.

Este festival es una apuesta segura para todos, tanto público como artistas. Fernando Márquez fue la segunda propuesta de rap de la tarde la siguió Morgana en el escenario eléctrico con una propuesta totalmente diferente a lo que llevábamos viendo durante la tarde, y he de decir: muy rosa. Una formación femenina que dieron el espectáculo, con canciones poperas pero guitarreras y estribillos pegadizos, dieron un concierto que dejó asombrados a varios de los asistentes.

Kike M, bajó un poco la temperatura y nos dejó respirar mientras atardecía con su indie acústico.

Pero se acercaban los Bye Bye Lullaby al escenario eléctrico y nos trajeron todo su Origen. Se nota el crecimiento en la formación liderada por Esther y Dani, que son ya frecuentes en el programa Equilibristas de Radio 3 y se podría considerar uno de los platos fuertes de la cita. Las tablas se ven, y esperamos impacientes lo que resultará de su tiempo en el estudio de grabación.

Pero ahora venía un momento triste para algunos de los asistentes, A Hundred Fires in a Jar se despide de los escenarios por tiempo indefinido. Su EP The last days of our youth fue coreado en las primeras filas y el ritmo folk enérgico hizo bailar a más de uno ya caída la noche. Fue la primera vez que pude ver la nueva formación con Bea al violín, y junto al resto de la banda hicieron que para varios de nosotros, habituales en sus conciertos, se nos hiciera especialmente corto.

Paté de pato pusieron el espectáculo. Al día siguiente presentaron un crowdfunding para su trabajo debut y le dieron entrada con un show bastante currado y que desprendía energía por todos los lados. El público pedía más y ellos, lo dieron todo.

La última apuesta por el rap fue de los micros de Daren Dog, que están presentando su último trabajo Juego Sucio.

Y tocaba ya ir cerrando esta cuarta edición de la cita del verano salmantino. Twice sube, extravagantes como no podía ser de otra forma y nos dieron todo su Actuality, primer trabajo que sacaron a la luz el otoño pasado. Cerraron, con broche de oro, todo el trabajo de Paco Jiménez y su equipo.

Nos quedamos con ganas, aún con el calor propio del inicio del verano. Queremos dar la enhorabuena a la organización, que como el último par de años, ha sacado un 10 con este festival. Es un placer ver la escena local en su salsa, tanto músicos como espectadores habituales en las salas, unidos y despidiéndonos (algunos) de la ciudad hasta el curso que viene.

En Salamanca es levantar una piedra y que empiecen a salir grupos con diferentes propuestas musicales para todos los gustos, pero la cosa es encontrar la piedra.

Y eso, Paco Jiménez, nos lo lleva permitiendo 4 años.

¡Que siga sonando la música!

Os mantendremos informados

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s