Green Silly Parrots + León Benavente #UBURAMA 2016

08-04-2016. Sala El Hangar, Burgos
Empieza el UBURAMA, empieza la fiesta en esta fría ciudad, gracias a la Universidad de Burgos y Sonorama: nos traen a los locales Green Silly Parrots y a León Benavente, que esta misma mañana estrenó su último álbum “2”.

Green Silly Parrots: burgaleses, indie alternativo muy británico garagero y la grata sorpresa para mí de la jornada. Recordando a esos viejos tiempos de los Arctic Monkeys, esa época de “Suck it and see”, de locura en el escenario y guitarras vibrantes. Nos traen nuevo material (¡disponible en su bandcamp!) en español, pero personalmente, disfruté más de su etapa “underground” en inglés.

En resumen: vaya bailes pude echar en la pista, acompañada de un público entregado y de una banda que disfrutaba de lo que hacía. Recomendación 100%. Tirad de bandcamp que tienen sus canciones allí disponibles para nosotros. Y tenedles el ojo bien puesto.

Y ahora tocaba el plato principal, Abraham Boba y compañía con su número “2”. Tuvimos el placer de disfrutar por primera vez de las nuevas canciones y de las anteriores, los hitos que todos nos sabemos. La sala, como diría el propio Abraham, tenía público más mayor de lo que se esperaría de una actividad universitaria, pero allí estábamos los jóvenes rezagados en la masa.

Gran forma de empezar las jornadas, el jueves 14 de abril tendremos a Zahara y a mis charras favoritas: las Estrogenuinas.
¡A por ello!
Advertisements

Christina Rosenvinge @ Casa Cultural Cordón, Burgos

17-03-2016. Casa Cultural Cordón, Burgos

La noche del jueves parecía llegar a su helado, invernal fin en la ciudad de Burgos. Sin embargo, antes había que pasarse por el concierto de la madrileña Christina Rosenvinge.
Venía acompañada de una banda que no podía ser mejor, joven y avispada. Fue un concierto más indie de lo que esperaba, y mucho más oscuro. Me recordaba al gran giro de Alanis Morissette en sus años más oscuros y baladosos.

 

Aunque me resultó un poco repetitivo y calmado, sin llegar a ninguna catarsis en particular, la harmonía y musicalidad que le daba la banda a todos los temas fue aún más que la voz de la front-woman. Personalmente, me gustó más el primer trabajo, y particularmente en su etapa anglosajona. Estuvo presentando su último álbum “Lo Nuestro” que seguirá promocionando por el resto de la península.

Kyle Eastwood Band @ Centro Cultural Caja Burgos

03-03-2016. Centro Cultural Caja Burgos

La noche del jueves tiene un aire a jazz, cinematográfico y refrescante. Tenemos de visita en Burgos a un artista que reconoces por nombre y por armonías, a un contrabajista y compositor excepcional, al artífice de la banda sonora de películas como “Cartas desde Iwo Jima” y “Gran Torino”: a Kyle Eastwood, hijo del director Clint Eastwood.

Sale a escena acompañado de un pianista, batería, saxofonista y trompetista; empieza la fiesta. Inicia con un jazz “clásico” similar al que puedes escuchar en una jam session y su primer trabajo “From Here to there”, pero va cogiendo fuerza y se convierte en un caos perfecto. Un lío de notas perfectamente enlazadas y que llegan a una catarsis funk sin precedentes. Siempre con una presencia especial del contrabajo.

Va bajando el volumen y el ritmo. Kyle coge el bajo eléctrico y la música pasa a ser más suave y grave, melodías melosas y más modernas, propias de su último trabajo “Timepieces”. Te llevan a imaginar ambientes de suspense, de cine negro, y como en las películas donde su padre encarnaba al detective Harry Callaghan, “Dirty” Kyle logró tornar la atmósfera dinámica del R&B en algo lúgubre y misterioso…

La banda es excepcional y forma, junto a Eastwood, un conjunto redondo, unido, que parece que son un grupo de amigos pasándoselo bien y nosotros espectadores de un concierto casi único en esta ciudad. Este ciclo de Jazz’16 ha logrado traer este género musical de vuelta a Burgos, a un público receptivo y que lo echaba de menos.

 

Podríamos decir que el californiano ha traído una brisa de aire fresco -sí, una brisa en Burgos- con su jazz fusión con temas como “Caipirinha”, sonidos marroquíes y sudafricanos, y el Blues americano, particularmente con los temas “Blowin’ the Blues Away” y una versión de Herbie Hancock.

El Jazz ha vuelto a la ciudad, esperemos que se quede por mucho tiempo.

 

O Sister!

11-03-2016. Casa del Cordón, Burgos

 

La Casa del Cordón se llena de folky swing con la llegada de los sevillanos O Sister!, banda que empezó como tributo a los Boswell Sister, que con mucho salero animan la noche de viernes.

Nos llevan a otros tiempos y lugares, lejanos ambos, con un ritmo que dan ganas de ir bailando por la calle.

Tres voces, dos chicas y un chico en perfecta sintonía, acompañados de una guitarra, batería y contrabajo. Los sevillanos -sí, sevillanos- están en proceso de su nuevo disco, en el cual han empezado a introducir temas propios, como es el que nos presentaron en exclusivo estreno: “Please don’t talk to me before my morning coffee”.

Y no solo fueron voces e instrumentos musicales tradicionales, sino que ambientaron también con maracas y diferentes formas de onomatopeyas en muchos de los temas como “Hate myself for being mean to you”.

Me he sentido teletransportada a los años 40 y no puedo decir más que: ¡qué arte, muchachos!

 

El Kanka @ La Rúa, Burgos

12-03-2016. La Rúa, Burgos

Tenemos la suerte que dentro de la gira de “De Pana y Rubí” del malagueño, una parada es Burgos.

Viene acompañando de su banda, un carismático guitarrista y un percusionista con más ritmo que las caderas de todo el público presente. Tocaba desde la caja y el cajón, hasta unas campanas y unas conchas que colgaban. Tanto percusionista como guitarrista hacían las voces que terminaban de hacer redondo todo el acto.

 

Aunque la sala no estuviese llena, el Kanka y compañía hicieron de una noche de sábado normal, una noche excepcional. Las canciones que sonaron fueron tanto de los discos de “El Día de Suerte de Juan Gómez”, “Lo mal que estoy, y lo poco que me quejo” y del nuevo disco “De pana y rubí”.

No faltaron las voces del público acompañando cada una de las palabras de las canciones más conocidas “Canela en rama” y “Vengas cuando vengas” son claros ejemplos. A mí, personalmente, me faltó un poco de “Pagafantas”. Pero vamos, un setlist perfectamente acompasado, con un buen rollo que se sentía hasta en los huesos y una reversión de “Refunk” digna de grabación.
A los conciertos del El Kanka no le cambiaría ni una nota, ni una palabra, ni un cambio de tono. No para de sorprenderme este hombre con su mezcla de géneros con solo una guitarra y voz, y no podía estar mejor acompañado.

New Pull @ La Casa de las Musas, Burgos

06-02-2016. Casa de las Musas, Burgos

Sábado de carnaval, incluyendo media ciudad fuera de casa y una lluvia torrencial, y más conciertos por la ciudad. La verdad es que Burgos se está poniendo las botas en esto de coincidir conciertos.

La sala tiene más gente de la que esperaría para un día así, en el que todos andan disfrazados por ahí y lo impensable es irte a un concierto, pero ahí estamos, preparados para disfrutar de un directo al que le han dado bombo todo lo posible y más.

Y no sé si es que las expectativas las subieron más de lo que es sano, pero yo esperaba baile y energía. Sin embargo, lo que resultó fue un concierto brit-indie bien ejecutado pero a falta de sangre. También decir que el cantante estaba acatarrado, pero igualmente, me pareció un poco plano e invitaba más bien poco a mover las caderas o por lo menos el pie. Canciones cortas, muy del género, pero seguía faltándome algo.

Los dejo en mi lista de pendientes de “ver de nuevo” para hacerme una opinión más concreta, pero no descarto escuchar alguna cosilla en la tranquilidad de mi casa. Sin calarme al salir.

TresAcordesFest 2015

20-06-2015
Patio del Da2, Salamanca 

La escena salmantina, aunque de entrada un poco escondida, tiene mucho que darnos. Y nos lo ha estado demostrando estos últimos 3 años con el festival TresAcordesFest organizado por Paco Jiménez, el mayor promotor de la música “made in Salamanca” en estos momentos. Con un equipo de más amantes de la música, ha logrado instaurar un festival que esperemos siga años y años. Y no es sólo por el hecho de que los grupos salmantinos puedan dar todo lo que tienen en un escenario accesible gratuitamente a todo el mundo, sino por la impecable organización de esta gran fiesta. El día 20 de Junio del 2015, fue el día elegido para la tercera edición.

No me voy a alargar demasiado, y sólo diré un par de cosas por grupo, tenéis todas sus webs y redes sociales para seguir y darles todo ese apoyo que necesitan, así que aquí va:

Cuatro de la tarde del comienzo del verano, Los Ojos de Cheshire empiezan con su pop acústico en español bajo el sol abrasador. El público (más de lo que uno podría esperar para tan tempranas horas un sábado de verano) bajo las sombrillas y buscando la sombra hasta debajo de las piedras.

Hugo Mati’s Band abre el escenario eléctrico con un rollo guitarrero y jazzístico, un poco a lo mejor repetitivo, pero instrumentalme

nte genial. De las pocas bandas que pueden permitirse canciones instrumentales.

A continuación le damos la bienvenida a una nueva formación de músicos ya conocidos en la escena, con Luis Ullán al micrófono: HOWARD. Un poco de rock acústico que dejó claro que con un par de guitarras y una batería se puede hacer magia.

A Zero! lo podríamos catalogar dentro de esas bandas adolescentes de punk-rock que todos escuchábamos en a comienzos de los

00’s. Una grata sorpresa y brisa de aire fresco de los antes llamados “Estado Zero”.

La Otra Orilla se hace hueco dentro del cartel para traernos un poco de rap melódico y sugerente. Pone ritmo a la gente que empieza a llegar y la que ya lleva un rato sufriendo el calor.

Los más alternativos llegan y su nombre es Farben from Voodoo Island, que lograron adueñarse del escenario eléctrico con su rock-funk-algo de dubstep-y otras movidas. Aprovecharon la ocasión para presentarnos a su nuevo bajista, que con su juventud y habilidad al mástil dejó a más de uno boquiabierto. Contaron con diferentes colaboraciones instrumentales como piano, clarinete y saxofón.

Ordesa, guitarra acústica y sí, vozarrón, nos trajeron abajo, a cerrar los ojos y teletransportarnos. Perfecto momento de relajación para preparar lo que venía.

Cambiamos de estilo con Carbayo, que si no fuera porque estamos un festival de música salmantina diría que son del sur de los EE.UU; palmas, bailoteos y mucho country para ir bajando la temperatura del tiempo (ojalá) y subir la del público.

Tan solo un día antes nos anunciaron la baja (problemas de eso que tenemos todos llamado “vida normal”) y Postcards from the Yeti fue reemplazado por Mess of Skirts. Y es que nunca puedes decir que es la última vez. Alba y Marta llenaron el recinto de indie-folk y voces en sincronía, que nos aseguraron de que, definitivamente, echaremos de menos a estas chicas.

Cuando vi que se hacía un corro de chicas frente al escenario eléctrico, no tuve ni que mirar el horario, ahí subían, sin camiseta, los chicos de Arethé: rock en español con muy buen sonido pero que, personalmente, aún les falta algo, puede que un poco más de movimiento y espontaneidad.

 

Ya cerca de las 10, los grupos más consagrados reclamaron su momento. Entre ellos El Chico de la Barraka, que trajo de nuevo el rap al patio del Da2 y no defraudó. Junto a él invitados del calibre de Alberto Caño y Victoria Mesonero, y sus demás compañeros de 7 Kilos.

Se empezaban a sentir las distorsiones en el ambiente y llegó la noche con la subida de Kritter al escenario. Heavy metal melódico y espectacular, no había queja para los más headbangers.

Y vamos que no había queja, que cuando le tocó a Living for a Poo-Poo cortejar al público, el cantante bajó y lo hizo desde dentro. ¡Menudo directo, señores! Por desgracia, su último, y nos dejaron con ganas de más. Emoción, música, movimiento y locura en una dosis comprimida de 30 minutos.

Entre los anteriores, el maestro Santi Tamariz repartió blues y rock’n’roll. Él solo, con su guitarra y con un público hipnotizado de ese ritmo tan característico del rockabilly, no hizo falta más para movernos a todos y bajar la cena.

Gatos del Parbu fueron los encargados de cerrar el escenario Acústico/Hip-Hop, y lo hicieron con palmas y rap del de antes, del que te levanta y no te para. El público encantado y la energía ya salía por los poros. Ambiente preparado para la ceremonia de clausura.

De blanco, tapados, con “props” y sin micrófono, El Altar del Holocausto llegó y conquistó. Estos sí que se llevaron al público convencidos de la buena música instrumental y mejor aún, DE SALAMANCA.

Porque no hay nada como apoyar a los grupos de casa y verlos crecer y poder decir: Sí, yo los vi, y los apoyé, y ahora son así de grandes. Una jornada gratuita de música sin parar, de todos los tipos y colores para todos los gustos, grandes y pequeños. No hay mejor forma de empezar el verano. Gracias Paco y a todo tu equipo. Yo ya estoy esperando al del próximo año.

Kakkmaddafakka + Arizona Baby @ FaCyL, Salamanca

06-06-2015
Plaza Mayor, Salamanca

La noche de los conciertos grandes del FÁCYL da comienzo con abundante lluvia y con la final de la Champions League. Mientras, los melómanos esperamos un par de conciertos de géneros cuanto menos diferentes y pero en grata combinación.

Aminora la lluvia y los espectadores del partido (que habían puesto en la pantalla del escenario) se intercambian con el público que venía a ver el concierto. Y se abre el telón: el grupo vallisoletano Arizona Baby, enciende el fuego de la noche con su nuevo disco ‘Secret Fires’ y su fusión de Rock’n’Roll + Folk. Con semejante gira de presentación, el trío liderado por Javier Vielba, viene con todas las energías y mueve y remueve la Plaza Mayor con su ritmo y carisma.

Y el concierto que muchos estaban esperando y al que otros tantos acudieron por mera curiosidad ante inteligible nombre noruego: Kakkmaddafakka. Público joven de los alrededores estaba presente gracias a sus shows festivaleros el último verano y con grandes expectativas para la cita, que salieron más que satisfechos y preparados para la fiesta salmantina de un sábado de festival. Los jóvenes noruegos se adueñaron del escenario de una forma contundente y dieron un espectáculo digno del FÁCYL, presentando su último LP ‘Hest’.

Rädio Lulú + Sadia + M-Clan @ Festival FaCyL, Salamanca

05-06-2015. Plaza Mayor, Salamanca

Primera jornada del Festival Internacional de las Artes de Castilla y León que empieza lleno de actividades para todos los gustos y edades. Y como buen viernes de festival, los conciertos no pueden faltar.

El escenario es la Plaza Mayor de la ciudad, imponente y sueño de artistas locales y extranjeros. Pero este año, ha sido un sueño cumplido para dos grupos castellano-leoneses gracias al concurso Descubre-FÁCYL 2014, que premió a dos grupos (uno desde el jurado y otro por votación popular a través de la web) con la contratación de los mismos para la edición de este año.

Los ganadores del premio del jurado, los leoneses Rädio Lulú, fueron los encargados de abrir la noche. Rockabilly con un toque fresco y una voz singular, llenaron la plaza de alegría y baile. Fue un set corto, poco más de veinte minutos, y que a más de uno nos dejó con ganas de más.

Después le tocó el turno a los zamoranos Sadia, ganadores del premio del público. Rock en español puro y duro, que me recordó mucho a los chilenos La Ley en sus años mozos. De hecho, la voz del cantante era muy parecida a la de Beto Cuevas. Hicieron un gran trabajo y este trío de hermanos se llevó el público al bolsillo.

Y finalmente había llegado la hora del plato fuerte de la noche (y para muchos del festival). Muchos universitarios le quitaron un rato al estudio para disfrutar de semejante fiesta y aunque llovió, como suele pasar llegado el “40 de mayo”, la jornada no bajó de intensidad lo más mínimo.

M-Clan subió al escenario y sonaron los aplausos. El público era de edades muy variadas, aunque la mayoría pasaba de los 28 (así a ojo). Los éxitos de siempre resonaron con fuerza y los que no, también. “Deja que lo muerda”, “Para no ver el final”, “Basta de Blues”, “Llamando a la tierra” fueron solo algunas de las canciones que compusieron el set que resonó entre los arcos de la Plaza Mayor. La formación liderada por Carlos Tarque conmovió al público salmantino con una versión de Los Rodríguez “Me estás atrapando otra vez” y un mash-up de “Hallelujah” y “Baba O’Reily” (Leonard Cohen y The Who respectivamente).

Cerraron el concierto, con broche de oro, con las canciones más coreadas con diferencia: “Miedo”, “Las calles están ardiendo” y “Quédate a dormir”, que seguramente quedarían en la mente de muchos hasta la mañana siguiente.

La M.O.D.A + A Hundred Fires in a Jar

16-4-2015

Vamos a llamarle a este concierto “el de los grupos del nombre muy largo”.
Otra noche en la sala Potemkin, ya clave dentro de lo que son conciertos en esta ciudad. Como siempre con ese calor tan reconocible del rock’n’roll, por llamarlo de una forma elegante.

_MG_6610
Empieza la noche con una larga cola de gente preparada para disfrutar del directo de los burgaleses, que como sabemos, son prácticamente los reyes de los festivales españoles. La sala llena, la gente emocionada, y los teloneros, los “salmantinos” A Hundred Fires in a Jar, parecen no encontrar momento de empezar.
Ya subidos al escenario, hacen lo que pocos grupos en esta ciudad, logran hacer cantar al público y moverse, aunque sea en el limitado espacio vital en el que nos encontrábamos. Sus canciones, en inglés excepto una, recuerdan a folk americano pero muy de aquí al mismo tiempo. Tenemos a Gonzalo en la guitarra y banjo, a Nicolás a la batería, a Diego con su voz profunda y grave (personalmente me recuerda un poco a Álvaro de Morning Reaver pero más tosca digamos) y Álvaro, el hombre orquesta, con el bajo, violín y diferentes flautas a ratos. Para su servidora, destacaron los temas “Closer to hell”, “Fight for love” (la cual cantaron los asistentes también) y “Stuttgart”, canción nueva, animada y en español.
Se despidieron luego de repartir gominolas (literalmente) y dejando al público listo para la Maravillosa Orquesta del Alcohol.

Bombillas colgadas del techo, el telón bien colocado con su distintivo logo, y entra el sexteto en camiseta de tirantes más esperado. Con David al micrófono principal, empieza la locura en el local. Con temas del pasado disco y del presente, desbordaban energía y pasión y buah, movida. Amoxicilina, Vasos vacíos y 1932, Miles Davis, Amanecederos, Flores del mal y PRMVR entre las canciones que hicieron más mella entre el público presente. Y, claro está, no sólo esas; porque cerraron con broche de oro en todos los sentidos cuando se empezaron a escuchar las primeras notas de “Nómadas” y “¿Quién nos va a salvar”.
Terminaron lo que es el set (pre-bis) pidiendo silencio y tocando uno de los singles del disco que empiezan a presentar en esta gira “La primavera del invierno”: “Hay un fuego”. Una canción completa y sin errores, que llena y te invita a seguir escuchando, por lo que no fue nada raro que entraran con energías renovadas a versionar a AC/DC y cerrar con los exitazos “Los hijos de Johnny Cash” y “Gasoline”.
Los fans que acudieron a la cita no podrían haber pedido algo más de estos muchachos, se dejaron el corazón, alma y sudor en el escenario (lo sé que estaba en primera fila). Tengo muchas ganas de volver a escucharlos en directo, porque si lo petan así en una sala, lo que será de nosotros en un festival (algunos lo sabéis y sois unos afortunados porque yo aún no).

_MG_6738

Se acaba el jueves con los oídos pitando, pero como bien dicen, “sarna con gusto, no pica”.

¡Grandes la M.O.D.A y A Hundred Fires in a Jar!

ÁLBUM COMPLETO EN FLICKR

CRÓNICA EN CYLCULTURAL